Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación. Al continuar con su visita, usted acepta el uso de cookies y nuestra política de privacidad. Acepto

Menú

Calderas de condensación: más eficientes y menos contaminantes

Tras la entrada en vigor de la directiva europea sobre ecodiseño ErP, la oferta de calderas en el mercado ha cambiado hacia productos más eficientes y menos contaminantes.

Esta directiva define los niveles mínimos de eficiencia y aislamiento de los aparatos puestos en el mercado, de forma que los que no cumplan esos mínimos establecidos, no podrán ser comercializados.

Por otro lado, los aparatos deberán ser etiquetados, de forma que el usuario final pueda hacer comparaciones de forma sencilla, entre unos tipos de soluciones y otras, y entre distintos fabricantes, con el objetivo de motivarle a comprar los aparatos con mayor nivel de eficiencia energética.

Ante esta coyuntura, DOMUSA TEKNIK apuesta por la tecnología de la condensación, y para ello ha venido desarrollando en los últimos años una amplia gama de calderas de condensación de suelo a gas y gasoil. Toda esa gama alcanza la clasificación ¨A¨ según la norma de etiquetado.

Con la tecnología de la condensación se aprovecha el calor latente de los gases de combustión. Este efecto se consigue reduciendo la temperatura de los gases de combustión por debajo de la temperatura de punto de rocío.

Para reducir la temperatura de los gases de la combustión se utilizan cuerpos de caldera con recuperador o cuerpos de caldera en los que se condensa internamente. Las diferencias entre un sistema y otro son simplemente dimensionales ya que ambos pueden cumplir a la perfección con su cometido de reducir la temperatura de salida de gases. Prueba de ello es que las clasificaciones energéticas que se consigue con cualquiera de los dos sistemas son idénticas.

En el diseño de las calderas de condensación se deben de tener en cuenta los efectos corrosivos de los ácidos que se forman al bajar la temperatura de los gases de combustión. Las zonas de la caldera sometidas a bajas temperaturas deben de ser de materiales anticorrosivos. Cuando se usa gas como combustible se utiliza el aluminio silicio o el acero inoxidable, en cambio cuando se utiliza gasoil el aluminio silicio tiene una duración limitada debido al azufre que lleva el combustible por lo que se debería de utilizar acero inoxidable que resista la corrosión al acido sulfúrico.

Publicado por Domusa Teknik
Formación Oferta formativa Accede a nuestra amplia oferta formativa e infórmate sobre las últimas novedades. VER MÁS >> Blog Infórmate Entra en nuestro blog y descubre toda la información de interés que hemos preparado para ti. VER MÁS >>