Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación. Al continuar con su visita, usted acepta el uso de cookies y nuestra política de privacidad. Acepto

¿Qué es la aerotermia?

De forma muy sencilla podemos decir que la aerotermia es una tecnología que utiliza el aire exterior para la producción de calor, frío y agua caliente sanitaria de una vivienda o local y está considerada como una de las fuentes de energía renovable más eficientes y al mismo tiempo más desconocida.

La aerotermia proporciona un mayor ahorro y eficiencia energética que otros sistemas tradicionales de climatización y se considera una alternativa, cada vez más demandada, a las calderas que utilizan combustibles fósiles.

El funcionamiento de la aerotermia se basa en aprovechar la energía del aire exterior mediante una bomba de calor. De esta forma se consigue más energía que la electricidad consumida para ello. Esto quiere decir que, una bomba de calor aerotérmica puede entregar 4 kW de energía de calefacción, consumiendo solo 1 kW eléctrico y capta los 3 kW restantes del aire ambiente de manera gratuita.

¿Qué es y cómo funciona una bomba de calor aerotérmica?

La bomba de calor es una máquina térmica que consigue la temperatura perfecta en cualquier tipo de local o recinto, tanto en invierno como en verano, pudiendo cubrir nuestras necesidades de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria de forma sencilla, económica y respetuosa con el medio ambiente.

Las bombas de calor utilizadas para la aerotermia, también denominadas bombas de calor aerotérmicas pueden ser de dos tipos; bombas de calor aire-aire o bombas de calor aire-agua haciendo referencia el primer término al origen del que toman la energía (en este caso, el aire) y refiriéndose el segundo término al medio al que transmiten la energía generada por la bomba de calor, es decir, al aire o al agua.

Las bombas de calor aire-aire que transfieren el calor del aire exterior al interior tienen un uso más limitado y se suelen utilizar para calentar o enfriar el aire de un local o una estancia, pero no se utilizan para la producción de agua caliente sanitaria.

Las bombas de calor aire-agua, sin embargo, calientan y transfieren el aire exterior a un circuito de agua que nos proporciona agua caliente sanitaria o calefacción a través de radiadores, fan coils o suelo radiante y sirven asimismo para generar la refrigeración necesaria según sea su ciclo de funcionamiento.

Este sistema consta generalmente de dos unidades, una que es la encargada de absorber la energía del aire exterior, y otra que dispone de un módulo hidráulico que permite distribuir el frío o calor en la vivienda con distintas variantes en función de las necesidades de calor, frío o agua caliente sanitaria.

La conexión de estas dos unidades requiere ser experto y estar autorizado en la manipulación de gases fluorados. Con el fin de simplificar la instalación, algunos fabricantes hemos desarrollado maquinas que integran ambas unidades, con lo que se simplifica la labor de los instaladores que sólo deberán manipular circuitos de agua.

Principales ventajas de la aerotermia

Las principales ventajas que nos proporciona la aerotermia son:

  •  Los sistemas de aerotermia son muy eficientes y proporcionan altos rendimientos especialmente en climas templados.

  •  Con la aerotermia se puede conseguir un importante ahorro energético especialmente con sistemas de calefacción a baja temperatura como el suelo radiante o los radiadores de baja temperatura.

  •  Las bombas de calor aerotérmicas disponen de la clasificación energética A++ ya que se trata de una tecnología eficiente y respetuosa con el medio ambiente que contribuye a la reducción de emisiones de CO2.

  •  Su instalación es sencilla y de fácil adaptación a las instalaciones existentes por lo que este sistema también puede ser incorporado a proyectos de rehabilitación.

  •  Su mantenimiento es muy sencillo, al no disponer de quemador ni cámara de combustión no necesitan limpieza ni revisiones periódicas.

  •  No requieren chimeneas ni conductos de evacuación de gases.

  •  Al proporcionar con un solo equipo calefacción, refrigeración y agua caliente se reduce el número de equipos para la climatización y ACS.

En cualquier sistema con aerotermia habrá que tener en cuenta que la inversión inicial necesaria será superior a la que se requiere para la instalación de un sistema tradicional pero también es cierto que, se puede amortizar a corto plazo. Además, puede existir el inconveniente de la ubicación de la unidad exterior, bien por estética o bien por espacio disponible, pero en cualquier caso, la aerotermia va camino de convertirse en el sistema más demandado en las viviendas de nuestro país.

Publicado por Admin Domusa
Formación Oferta formativa Accede a nuestra amplia oferta formativa e infórmate sobre las últimas novedades. VER MÁS >> Blog Infórmate Entra en nuestro blog y descubre toda la información de interés que hemos preparado para ti. VER MÁS >>